Uploaded with ImageShack.us

miércoles, 22 de julio de 2009

DISTINGUEN A PROTAGONISTAS DE LA "OPERACIÓN CÓNDOR"

(Se trata de 18 militantes peronistas que en 1966 secuestraron un avión de pasajeros con la idea de retomar el gobierno de las islas. Muchos ya fallecieron y sus descendientes serán los beneficiarios)

La llamada "Operación Cóndor" del 28 de septiembre de 1966 fue llevada a cabo por 18 militantes del peronismo, por entonces proscrito por la dictadura de Juan Carlos Onganía. El objetivo de la misión era retomar el poder de las islas Malvinas que desde 1833 son ocupadas por Gran Bretaña.

Para concretarla secuestraron un avión de pasajeros en pleno vuelo, lo desviaron y aterrizaron en las inmediaciones de Puerto Argentino.

El plan falló debido a que la aeronave quedó varada en el barro, sin embargo sus ocupantes hicieron flamear siete banderas argentinas durante 36 horas.

A 43 años del hecho, y según reporta el Diario Oficial de la Provincia de Buenos Aires, se reconoce la hazaña y se premiará a los 18 participantes con una "pensión vitalicia" equivalente al salario básico de funcionario. Y como muchos de ellos ya han fallecido, sus descendientes serán los beneficiarios de la ayuda.

En la madrugada de aquel 28 de septiembre, el Douglas DC4 de Aerolíneas Argentinas volaba hacia Río Gallegos, capital de la provincia patagónica de Santa Cruz, y el jefe de la operación, Dardo Cabo (25 años), ingresó pistola en mano a la cabina. "Ponga rumbo uno-cero-cinco", le ordenó al piloto, Ernesto Fernández García.La aeronave, con 35 pasajeros a bordo, enfiló rumbo a las islas Malvinas. Y terminó aterrizando en una pista de carrera de caballos de Puerto Argentino, capital de las islas.


En ese momento el jefe de los kelpers, sir Cosmo Dugal Patrick Thomas Haskard, no se encontraba en el archipiélago, y éste estaba vigilado sólo por 20 soldados.

El grupo comando pretendía tomar la casa de Haskard y asaltar el arsenal, pero el plan falló porque el avión se enterró en el barro y no pudieron avanzar. Sin embargo, los 18 civiles -entre los que había periodistas, sindicalistas, estudiantes y obreros- hicieron flamear siete banderas argentinas durante 36 horas en las islas Malvinas, y luego se entregaron al único cura católico de las islas, Rodolfo Roel.
Los kelpers lograron expulsar al grupo, que fue sometido a juicio en Buenos Aires.
Quince hombres resultaron absueltos y tres, condenados a algunos años de cárcel

No hay comentarios:

¡ARRIBA LOS VALORES HISPANICOS!

BENDITA SEAS, SI, BENDITA SEAS...