Uploaded with ImageShack.us

jueves, 29 de diciembre de 2011

URUGUAY-ABORTO: EL PROYECTO GENOCIDA CUENTA CON MEDIA SANCION LEGISLATIVA

El pasado día martes 27 del corriente, el senado uruguayo  con premura ( nada llamativa  para nosotros)  aprobó el proyecto   genocida de legalización del aborto.
17 votos a favor contra 14 fue el resultado final, luego  de varias horas de debate (?) dado en el recinto legislativo.
Cabe aclarar que las organizaciones contestatarias del genocidio no fueron escuchadas en la comisión de salud, sus integrantes se convocaron en las afueras del palacio legislativo para mostrar, una vez más, la voluntad afirmativa de la cultura de la vida y de los intereses genuinos y verdaderos de la nación uruguaya.
Se espera para los meses de Marzo o Abril del próximo año el tratamiento del proyecto genocida en el recinto de Diputados.
Si bien el lobby abortero  con evidentes  raíces plutocráticas internacionalistas es muy fuerte, pero la guerra no está concluída, continúa, y es posible obstaculizar e impedir, con la ayuda de Dios Nuestro Señor, el objetivo de sistematizar "legalmente"  el asesinato de niños.

¡DIOS CON NOSOTROS!

A continuación ofrecemos tres videos,  los dos primeros son entrevistas breves  realizadas a militantes pro vida durante la manifestación antes mencionada y el restante muestra a militantes pro vida cortando una calle, con sus banderas y cánticos característicos
Y debajo de los mismos, una serie de fotografías.
Agradecemos el material a M.C.


























martes, 20 de diciembre de 2011

MOYANO-CRISTINA: LA SANGRE NO LLEGA AL RIO



(especial para sindicalistas)

Por Alberto Buela

Cualquier persona medianamente informada sobre el sindicalismo argentino sabe que la captación de la oportunidad, de la ocasión, del momento propicio es un rasgo distintivo de los sindicalistas argentinos, al menos de aquellos sesenta o setenta secretarios generales de gremios que hacen política. Mientras que los dos mil novecientos restantes, como mi primo Agustín Huarte que corría en fórmula 4 con un Auto Unión, sólo adornan la fiesta.

Esta capacidad innata de captación del momento propicio desde siempre ha sido vista muy mal por el  liberalismo, el radicalismo y el socialismo, quienes bajo el empaque de “científicos y serios”, ven en ello: un oportunismo sin límites morales de ningún tipo.

El otro rasgo distintivo del sindicalista a cargo de una organización es la virtud “del cuidado”. La vieja epimeléia griega, se reencarnó en estas tierras pampeanas en la figura de los secretarios generales de gremios, pues si algo tienen en común todos es “el cuidado de la quinta”. Ya sea, visitando asiduamente su lugar de trabajo, origen de su representatividad, sea en el respeto a la ley de bronce de todo sindicalista: no negociar jamás con la patronal el salario. Negociar en el sentido de “ir a menos en el reclamo”.

Si tenemos como guía estas dos pautas definitivas y definitorias de lo que es un dirigente sindical que hace política, Moyano actuó coherente y concientemente como tal en los dos puntos comentados:

a) La ocasión fue oportuna: 1) el gobierno avanza sobre los fondos del los trabajadores rurales (150 millones de pesos anuales), que quiere estatizar. 2) el gobierno está desfinanciando las obras sociales sindicales, pues les debe entre 12 a 15 mil millones de pesos, para, probablemente, privatizar. 3) el gobierno avanzó de manera desmedida en la quita de representación política del sindicalismo, solo tres diputados, que en realidad ya son dos (Recalde ya mostró la hilacha con el tema de Uatre).

b) la virtud del cuidado: 1) el salario no se negocia y entonces reclamó contra el descuento del salario debido a la baja imputación del impuesto a las ganancias, o sea, en contra del salario diferido. 2) defendió el salario defendiendo el subsidio de los servicios a los trabajadores y no a los casinos. 3) defendió, indirectamente, el salario pidiendo la quita del impuesto al cheque de las obras sociales y que se le cobre a las financieras.

Políticamente hizo dos afirmaciones terminantes: a) el mejor gobierno fue el de Perón y b) el 50% de los votos de Cristina los pusieron los trabajadores.

Así las cosas, cualquier desprevenido podría pensar que se han quebrado las relaciones amistosas y políticas entre el gobierno y la CGT. Pero, en nuestra interpretación eso no es así. Y ello por tres motivos: 1) el chico de Moyano, uno de los dos diputados sindicalistas, salió inmediatamente a decir que: “yo soy diputado de Cristina Kirchner y defiendo este modelo. Mi padre quiere dialogar y no está contra este modelo”. 2) Del núcleo duro que rodea a Moyano (Piumato, Smith, Plaini y Viviani) al menos hay dos que están convencidos que el gobierno de los KK ha sido superior al de Perón. 3) La reacción del gobierno ha sido minimizar los dichos de Moyano.
El peronismo histórico que inmediatamente se entusiasmó con lo afirmado en la cancha  del glorioso Globo de Parque Patricios, dicho sea de paso el primer Grande de la historia del fútbol argentino, tendría que morigerar sus expectativas optimistas y no confundir las apariencias con la realidad. Y recordar que el método sindical ya lo estableció Augusto Timoteo Vandor, de una vez y para siempre: golpear para negociar.
Las afirmaciones político-sindicales de Moyano: contundentes, verdaderas, incontrovertibles, dolorosas,  para ser eficaces tendrían que tener un cuerpo de cuadros sindicales que las llevaran adelante, que buscaran su aplicación, pero allí, en este segundo momento, nos encontramos con que el sindicalismo argentino no tiene cuadros políticos. Como bien observó en la última Peña de la Imprenta , el buen sociólogo Alberto Donato, “el sindicalismo es una elite que no tiene cuadros porque no los formó” y entonces solo surgió en estos últimos veinte años “la agrupación hijos… de sindicalistas”. Recuerdo con cierta nostalgia que hace muchos años me tocó vivir algo parecido cuando le exigía al querido Osvaldo Borda, secretario de obreros del caucho, realizar cursos de capacitación, y me espetó: no avivés giles que después se te hacen contra. Hablá con gomi”. 
No todo fue así, pues por la época, don Enrique Ferradás Campos, secretario de televisión, se esforzaba por formar cuadros político-sindicales.
El primer miembro de esta benemérita agrupación “hijos de sindicalistas” fue Jorge Triacca, del sindicato de plásticos, quien sucedió a su padre. Y esto se ha repetido hasta el cansancio en estos últimos veinte años.
De modo tal, opinamos que nihil novo sub sole (nada nuevo bajo el sol), que la sangre no llegará al río porque no le conviene al gobierno y el sindicalismo argentino no está en condiciones de enfrentarlo: Sea por falta de convicciones profundas y unificadas del grupo duro de la conducción (como vimos). Sea por falta de cuadros político-sindicales preparados para ello (como mostramos).
Sigue vigente el principio fundamental que rige la historia argentina desde el: sangre no de San Martín. El mundo de la apariencia es superior al mundo de la realidad y este parece ser nuestro triste destino.  “ Pobre mona mía, dijo el cura Castellani, ¡Qué argentina al sur ni argentina al norte, a mi lo que me gusta es bailar con corte!. 

viernes, 16 de diciembre de 2011

LA ENTREVISTA QUE CAPARRÓS LE REALIZÓ A SERGIO SHOKLENDER



Muerto en vida


(Una tarde con Sergio Schoklender)


Por:  16 de diciembre de 2011

Esto es, sin duda, un despropósito. Es probable que no haya habido, en este sistema bloguero, muchas entradas/posts de este tamaño. Pero su largo –unas 25 carillas– es una de las razones por las cuales decidí publicar esta entrevista en este lugar. Solemos creer que internet exige textos cortos; no nos paramos a pensar que internet permite, entre tantas otras cosas, textos del tamaño que cada cual decida. Quizás éste sea un exceso, o quizás haya lectores todavía, gente a la que no le asusten unas cuantas páginas si les cuentan algo que les interese.
Por otro lado, no quería publicar este relato de una larga tarde con quien es, para muchos argentinos, la encarnación del Mal, en un medio argentino: su sentido habría cambiado mucho. Virtuales, extraterritoriales, estas líneas son un intento de presentar a uno de los personajes más y menos conocidos de mi país: Sergio Schoklender, el parricida, el preso, el extremista, ahora el estafador. Para los argentinos es un modo de profundizar en una historia muy cercana; para españoles y otros latinoamericanos, una buena aproximación al paisaje de la Argentina actual.
A lo largo de esa tarde Schoklender me dijo muchas cosas que me sorprendieron. Aquí están sus relatos de cómo roba el Estado argentino, de cómo las Madres de Plaza de Mayo se financiaron con asaltos, de cómo los medios se venden a los políticos, de cómo Cristina Fernández abandonó el proyecto Sueños Compartidos, entre otros. Si alguien –algún medio o persona– quiere reproducirlos es libre de hacerlo; solo le pido que cite la fuente, o sea: que diga de dónde los sacó.

Heb




CUALQUIER MUJER PODRÁ ACCEDER A UN ABORTO DICIENDO FUE VIOLADA

NOTIVIDA, Año XI, Nº 799, 15 de diciembre de 2011



Los hospitales públicos practicarán el aborto cuando una mujer que aduzca haber sido violada lo solicite, hasta seis meses después del episodio. No se exigirá la denuncia, al recibir a la víctima deberán “creer en su palabra, sin culpabilizar, revictimizar ni tratar de influenciar en sus decisiones”.
Por Mónica Del Río

El Ministerio de Salud de la Nación, que encabeza Juan Manzur, presentó un “Protocolo para la Atención Integral de Personas Víctimas de Violaciones Sexuales”, el instructivo, destinado a los equipos de salud, prevé el abordaje de las lesiones corporales y/o genitales, el suministro de Anticoncepción Hormonal de Emergencia y el “acceso al aborto no punible” siguiendo.los procedimientos de la Guía Técnica del Ministerio de Salud.

“El Protocolo está diseñado para la atención de personas víctimas de violaciones en cualquier etapa de sus vidas y hasta seis meses después del episodio”. Superado ese plazo “deben evaluarse las demandas y dar las respuestas pertinentes, con recursos intra o extra hospitalarios”.

La denuncia no es obligatoria ni es un requisito para practicar el aborto. “A partir de los 18 años la decisión de instar la acción penal tiene que partir de la víctima”. Los funcionarios y profesionales que toman contacto con un caso de violación de una persona mayor de edad, sólo podrán efectuar la denuncia cuando además de violación haya riesgo de vida o lesiones graves. “En los demás casos, no están obligados a realizar la denuncia. Es más, no corresponde que lo hagan”.

En el caso de los menores, los profesionales de la salud deberán efectuar la denuncia cuando se trate de un menor en riesgo o sospechen que los familiares pueden estar involucrados en la violación.

Si un menor ha sido abusado por personas encargadas de su cuidado, o algún familiar, tiene que denunciar los hechos cualquier persona que tome conocimiento.

El Protocolo se funda en la Convención de Belem do Para, “Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer” y en la Ley nacional 26.485, de Violencia contra la Mujer, una ley aprobada por unanimidad en la Cámara de Diputados y en el Senado.

Si bien el Protocolo fue dado a conocer esta semana, después de que Cristina Kirchner asumió su segundo período de gobierno, está fechado en agosto de 2011. Sus lineamientos fueron dictados por un Comité conformado por: Dra Eugenia Trumper (Asociación Médica Argentina de Anticoncepción- Consejo Asesor PNSSyPR); Dra Diana Galimberti (Coordinadora del Programa de Asistencia a Víctimas de Violencia Sexual de la CABA- Consejo Asesor PNSSyPR); Dra Silvia Oizerovich (Sociedad Argentina de Ginecología Infanto Juvenil- Coordinadora del Programa de SSyPR de CABA- Consejo Asesor PNSSyPR); Dra Myriam Salvo (Sociedad Argentina de Ginecología Infanto Juvenil); Lic. Eva Giberti y equipo técnico (Víctimas contra las Violencias). La actualización y redacción estuvo a cargo de Silvia Chejter, la socióloga feminista que coordina el CECYM (Centro de Encuentros Cultura y Mujer).

martes, 13 de diciembre de 2011

DERECHO A HUELGA EN LA CONSTITUCION DEL 49

Por Alberto Buela

Con esto del discurso de Cristina Fernández cuando asumió como presidenta por segunda vez se han desatado de nuevo los demonios ocultos contra el peronismo. Así tanto por acción como por reacción las explicaciones no solo son falsas sino, cuando pretenden pasar por inteligentes, estultas.

No menos de una veintena de compañeros nos han llamado para recordarnos que hemos sido desde hace años los primeros en marcar la diferencia entre la Constitución del 49 y el resto: la del 56 y la del 94, en este aspecto. Y entonces estamos obligados, aun cuando creemos que la tarea es inútil, pues burro viejo no agarra trote, en ofrecer una explicación filosófica sobre el asunto. Y cuando decimos burro viejo nos referimos a los que la van de “intelectuales peronistas” que son, en realidad la expresión de lo que hemos denominado “la monserga peroniana”.

La presidenta afirmó: “lo digo por los que reivindican a Perón y nos critican a nosotros. Con nosotros el derecho a huelga existe, en la Constitución del 49, faltaba”. Con lo cual buscó “apretar” (en castellano extorsionar) a los sindicatos que no están conformes con un techo en el aumento de salarios cuando se discutan las próximas paritarias. Su razonamiento es simple: “Si la famosa Constitución de Perón no contemplaba el derecho a huelga y Uds. se dicen peronistas, porqué me quieren hacer huelga a mi, que sí me manejo con este derecho y en esto soy más que Perón.”.

La falacia del razonamiento es evidente: “Yo soy más peronista que Perón, porque contemplo el derecho a huelga y él no. Soy más democrática. Soy más inclusiva. Soy más progresista y menos reaccionaria”.

Las reacciones ante este razonamiento fueron de dos tipos: los que sostienen en forma abogadil que el derecho a huelga es un derecho implícito en la Constitución del 49(la monserga peroniana de los P. Vázquez) y los que sostienen que el derecho a huelga es un derecho natural y que no es necesario que lo sancione expresamente la Constitución (la izquierda peroniana de los De Genaro). Pero los dos razonamientos caen en aquello que sostiene la presidenta: la afirmación del derecho a huelga, y en eso, ni Sampay ni Perón estuvieron de acuerdo.

En una palabra, quieren defender a Perón defendiendo el derecho a huelga, cuando en realidad ni Perón ni Sampay se pusieron a defenderlo. Hace cosa de un mes participamos en el homenaje a Arturo Sampay (2011 es el año de su centenario) en el salón de los Pasos Perdidos invitados por Pino Solanas y, paradójicamente, éste defendió como Cristina y De Genaro el derecho a huelga, en contra de la tesis de Sampay-Perón. Claro está, en el fondo P. Solanas es también un socialdemócrata.

Para entender el razonamiento Perón-Sampay hay que ubicarse en el contexto histórico: inmediata post guerra mundial y la no existencia de los “derechos subjetivos”. Cuando se presenta la Constitución “justicialista”, es decir, que tiene por objeto la justicia social es impensable y contradictorio plantear en la misma Constitución objeciones a la “justicia social”, pues de ser así, esa justicia no sería tal.

Vuelvo a repetir el razonamiento de Perón-Sampay: Si postulamos una justicia social por ley no se puede plantear una objeción (la huelga) a tal justicia. Mutatis mutandi(cambiando lo que haya que cambiar) este es el mismo razonamiento por el cual los jueces no pueden hacer huelga. Pues, ¿cómo voy a sostener un sistema de justicia y al mismo tiempo ir contra ese sistema?

Claro está, nosotros estamos en 1949, todavía bajo el régimen del derecho objetivo. Pero esto desaparece poco tiempo después, pues por presión de los diferentes lobbies internacionales: los judíos que pretenden establecer una equivalencia entre el holocausto y la crucifixión de Cristo, los gays que pretenden matrimonios para no tener hijos y los demócratas que pretenden una democracia sólo para ellos, el derecho objetivo es reemplazado paulatinamente por el derecho subjetivo. Eso se ve claramente en el asunto de los derechos humanos en donde los derechos sociales (derechos de segunda generación contemplados en la Constitución del 49) son abandonados y reemplazados por los derechos subjetivos o de tercera generación (matrimonio igualitario, aborto, reemplazo de la historia por la memoria, etc.).

Nadie hoy (nosotros incluidos) está en condiciones de defender “la no huelga”, pero casi nadie está en condiciones de entender el “por qué no”. Pablo Ramella, reconocido jurista a quien hemos tratado asiduamente, se opuso a “la no huelga” a lo que Sampay respondió: “doctor Ud. no cree totalmente en la revolución que proponemos. Además la ciencia jurídica es restitutiva y un derecho al no trabajo como la huelga es equivalente a un derecho al no asesinato, esto es, un hierro de madera, un sin sentido.”



Cuando una buena peronista como Graciela Caamaño le retruca desde la banca a la presidente: Con Perón no había conflictos, no es cierto. Los hubo y si no la huelga de la Fraternidad (socialistas) que desarmó Evita. Lo que no se permitió el régimen del primer peronismo fue plantear la contradicción en el seno de su propuesta, pues ésta intentó tener el valor de lo universal y necesario, válida para todo tiempo y lugar.

De modo tal que tanto Cristina, de Genaro, Pino Solanas y tantísimos otros no han comprendido la ciencia de la hermenéutica según la cual los hechos y las acciones de los hombres se deben juzgar y justipreciar en su contexto histórico. (tendrían que leer, por lo menos, a Gadamer).

Hoy que todo es relativo, que nada es absoluto, que “da lo mismo un burro (P.Vázquez o de Genaro) que un gran profesor”, hacer entender estas sutilezas filosóficas es más difícil que miccionar en un frasquito. En definitiva, nadie puede dar lo que no tiene.

Post Scriptum: Del artículo de Feinmann, el pensador oficioso del kirchnerismo, en Página 12, no nos ocupamos porque es gastar pólvora en chimangos. Su razonamiento es muy pobre y se sale por la tangente pues no se ocupa del derecho a huelga, como titula su artículo, sino en sostener que hubieron los artículos 38, 39 y 40 modelos del constitucionalismo social. ¡ Chocolate por la noticia!. Es uno más de los que no entendieron nada. Que defiende el derecho a huelga como ley positiva en un contexto de justicia social (el del 49) sin percatarse que eso es imposible de pensarse en esa situación, a no ser que uno (Perón-Sampay, sus voceros) entren en plena contradicción.

lunes, 12 de diciembre de 2011

TROPAS DE MARIA, VAMOS A LA GUERRA. ¡VIVA LA VIRGEN DE GUADALUPE!




A ti Virgen Divina más pura y agraciada

Que la azucena hermosa, que el lirio encantador.

Del Tepeyac pedimos tan solo una mirada

Con que mitigues Madre nuestro acerbo dolor.

A quién acudimos en busca de consuelo

Sin Patria y sin familia, sin lecho y sin hogar

Sino a tí que dejaste tu trono allá en el cielo

Por conquistar la patria que quisiste habitar.

Furiosos huracanes, rugientes, embravecidos

Dejaron a su paso miseria y destrucción

Y en ella desgarrados nuestros amantes nidos

Cayeron bajo el peso del dolo y la traición...

Errantes y proscritos nos vedan Madre mía

Volver a nuestra Patria que es patria del Amor

Nos vedan que a tu lado pasemos este día,

Nos niegan que a tus plantas pongamos una flor...


Tal vez en el destierro con mano despiadada

Entre terribles penas la muerte llegará...

Y ya nunca tu rostro, oh Virgen adorada,

Nuestra mirada incierta con ella gozará...

Qué importa que la muerte nos quite la existencia

Sufriendo del destierro la amarga soledad

Si en medio de las penas sentimos tu presencia

Sentimos que tu manto nos cubre con piedad.

Si tú Virgen bendita nos miras desde el trono

Que en México quisiste piadosa colocar,

¡Que sigan las tormentas, que surjan con encono,

Que en tu estrellado manto no pueden penetrar!


Miguel Agustín Pro, sacerdote mexicano martirizado en noviembre de 1927.




¡ARRIBA LOS VALORES HISPANICOS!

BENDITA SEAS, SI, BENDITA SEAS...