Uploaded with ImageShack.us

lunes, 28 de septiembre de 2009

TESTIMONIO DE UNA JOVEN QUE ABORTÓ

Tiene 21 años, hace cuatro decidió que su bebé no naciera. Falta de madurez, prejuicios sociales y disgusto familiar, entre las razones. Ahora vive su culpa y arrepentimiento y, con lágrimas, quiere transmitir su dolorosa experiencia a otras chicas.
Tomar la decisión de abortar puede ser para una mujer una de las situaciones más traumáticas en la vida. Pero lamentablemente es un hábito que se efectúa con cierta regularidad. Una joven que recurrió a esta opción, contó su experiencia a Nuevo Diario, expresando sus razones, qué sintió después y el dolor de llegar a esa situación. “María”, nombre ficticio con el que se llamará a la joven, tomó la decisión de abortar cuando tenía 17 años, remarcando que actualmente tiene 21 años. Según expresa “María” a lo largo de este relato, “creía que era muy chica para ser madre soltera, además no sabía cómo se lo iba a decir a mis padres y temía por la reacción de ellos ante esta noticia. Otro de los motivos fue el hecho de pensar en el ‘qué dirán’, en realidad temía ser juzgada por los demás por mi situación”. A su vez, destacó que para efectuar su aborto no recurrió a ningún profesional, dado que “sabía que era ilegal, así que hablé con amigas y me dijeron que en tal lado lo hacían”. “Me lo hicieron en un domicilio particular, donde me hicieron pasar a una habitación y ahí me pusieron una inyección. Luego tenía que esperar unos minutos para que me pusieran una segunda inyección. Después de esto, comencé a menstruar”. Asimismo agregó que “el trato de la enfermera fue bueno, tuve que pagar $200 y me dijo que si tenía mucho dolor que volviera para que me diera algún calmante. Pero que por nada fuera a un hospital, y si lo hacía, que no la nombrara”. Por último, “María” afirmó que se “arrepiente” de haber cometido este hecho, “te puedo decir que me da pudor referirme a esta situación tan horrorosa. La verdad, no me creí nunca capaz de esto, mis padres no lo saben, pero me angustia pensar lo que podría haber sido hoy si tenía al bebé; es feo no saber de qué sexo iba a ser, o cómo se iba a llamar y otras tantas cosas que se te pueden cruzar por la cabeza. Hay tantas mujeres que no pueden tener hijos, y yo hice eso”, manifestó con voz entrecortada.“Todo iba a ser diferente”“María” aseguró durante todo el transcurso de la nota que “ahora pienso y me doy cuenta de que si hubiese tenido ese bebé todo iba a ser distinto”, pero la realidad es que ya es tarde.A su vez aseguró, cargándose de valor, que “aprovecho esta oportunidad para decirles a las jóvenes, como yo, que por nada del mundo tomen esa decisión, por más difícil y dolorosa que se vea la situación, porque en un futuro se van a arrepentir”.
FUENTE: Nuevo Diario-Santiago del Estero

No hay comentarios:

¡ARRIBA LOS VALORES HISPANICOS!

BENDITA SEAS, SI, BENDITA SEAS...