Uploaded with ImageShack.us

viernes, 10 de febrero de 2012

EL ESTADO COMO CAUSA, YA NO COMO EFECTO


En rigor de verdad, el  Estado debe ser una  consecuencia,  una resultante, un reflejo de la sociedad, la cual a su vez es una consecuencia del individuo que la integra. En tal caso el Estado es un productor superior de la sociedad, un organismo que emana de la misma sociedad para servirla.

En consecuencia, el engranaje estatal ha de ser de la misma esencia que el pueblo.
Sin embargo, en el "Globalismo" se invierten los términos.
El estado ya no funciona como una resultante de la sociedad, sino como el Ser Principal, ajeno a la sociedad, a la cual trata de someter y de remodelar, cambiándole su esencia. Y esto tanto en lo material como en lo espiritual.
Según el positivismo, el individuo es "cero", y cuando todos los sumandos son "cero", el total también es cero. En su lugar sólo queda el Estado. Para sostener esta situación artificiosa y lograr más Poder, el Estado necesita ir controlando sector por sector.

1- Para controlar al campesino recurre a la gradual o violenta colectivización de la tierra, según las circunstancias en cada país.

2- Para controlar al hombre de empresa, recurre lentamente al impuesto progresivo, a la compra de industrias o a la violenta supresión del derecho de propiedad privada.

3- Para controlar al obrero establece el dominio de los líderes sindicales, que después quedan bajo el dominio directo del estado.

4- Para controlar a la juventud dispone de textos, forzosos o no, donde sólo se expone un determinado patrón de ideas.

5- Para controlar o anular a la opinión pública se imponen graduales o totales controles sobre los medios de comunicación.

6- Para controlar o anular cualquier influencia auténticamente religiosa, ata convenios con los círculos "progresistas" del Clero, los que luego se encargan de silenciar toda protesta, aún si se trata de cuestiones de alta moral.


El Globalismo tiene diversos grados -según el tiempo y país-, pero sigue un mismo camino.
Como el Globalismo ha invertido los términos de una auténtica relación de Estado-Sociedad, en diversos países se advierte una clara diferencia entre modo de pensar y sentir del régimen y el modo de pensar  y sentir del pueblo. Son algo así como dos bandos, opuestos entre sí, donde el "bando sociedad" va siendo desintegrado en sus esencias y remodelado.

Para poder hacer eso, el Globalismo se apoya en fuerzas internacionales. Su verdadero poder lo recibe de esas fuerzas. Y consecuentemente ve al pueblo como un conjunto al que no le debe nada, del cual no ha nacido, y al cual hay que ir controlando sector por sector.

Este es un fenómeno mundial. Aun países poderosos lo padecen, pues en Estados Unidos el régimen recibe decisiva influencia del Consejo de Relaciones Exteriores y de la Comisión Trilateral, ajenos al modo de pensar y sentir del pueblo norteamericano. De ahí que altos círculos políticos de ese país ayuden y solapen a regímenes enemigos mortales del propio pueblo americano,.

En todas las etapas de "globalización" se ve funcionando el bloque de los 4 patrones de pensamiento (Generación Espontánea, Evolución, Positivismo, y Marxismo), presentados como "ciencia".

Tomado del libro  "Juventud, 1977-2016" de Salvador Borrego.





No hay comentarios:

¡ARRIBA LOS VALORES HISPANICOS!

BENDITA SEAS, SI, BENDITA SEAS...