Uploaded with ImageShack.us

lunes, 16 de enero de 2012

ALGUNAS MANERAS DE PREDICAR EN EL DESIERTO

Está decidido.
 No hay mas que internarse en el Desierto.

 Alguien pregunta: Porqué el Desierto. 
Porque es difícil, duro 
Muy duro poder con el Desierto.

 Cuando tal decide predicar en el desierto 
queda dicho, 
 no hay quien lo pare. 

 Para ingresar al Desierto 
con posibilidades de morir
 -si la muerte viene- 
dignamente 
se recomienda llevar con uno 
sobre el pecho todas
 estas condecoraciones: 
´Al Fanatismo´,´Al Descubrimiento´, ´A la Voluntad´ 
´A la Imaginación, ´A la Constancia´ 
´Al Amor´
y muy especialmente prenderse
 ´la Gran Cruz de la Soledad´. 

Es decir, llevar con uno 
lo que falta. 
Llevar la gracia puesta. 

 Las Maneras: 

 Si uno sabe previamente 
que va a morir en el Desierto 
Debe 
predicar con sus mejores palabras 
esas palabras de reserva para decidir la suerte.
 Las de la primera vez.

 Debe avanzar 
hasta que las rodillas sean incapaces
 de puntear la marcha, 
 hasta lo mas lejos. 
Irá vestido con su mejor ropa
 y colocada su Gala saldrá 
al encuentro de su Destino. 

 Si existen posibilidades de salvarse 
debe expresarse a gritos 
diciendo que es él 
 el que vive ganando terreno 
con firmeza y sin fallas, 
 haciendo méritos suficientes.

 Si sabe se salvará
 -haga lo que haga- 
debe rezar. 
Rezar y caminar 
Rezar y progresar 
Caminar y caminar. 
Y volver a rezar. 

 En definitiva 
la oración es la mejor prédica posible.

 En los dos últimos casos 
Algo es seguro: 
 no saldrá del desierto el mismo 
que entrara 

 La prédica habrá dado sus frutos


Gabriel Ruiz de los Llanos

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gabriel Ruiz De Los Llanos?
Jaja, si supieran su verdad...

ANDES dijo...

Sì...por?

¡ARRIBA LOS VALORES HISPANICOS!

BENDITA SEAS, SI, BENDITA SEAS...